Constelaciones de Invierno   Leave a comment


El encanto del cielo invernal está en la duración de las noches, la limpieza del cielo y la belleza especial de sus estrellas. Tauro y Géminis, junto con la menos visible Cáncer, son las dos constelaciones que reinarán en las noches de invierno

TAURO
La forma de V del grupo de estrellas de Tauro representa los cuernos del Toro mientras que la grupa o el lomo del Toro celeste está formado por la Pléyades, un cúmulo estelar con siete estrellas muy visibles. Haciendo uso de unos prismáticos se pueden ver más de 300 estrellas. Las más importantes son siete; Alcyon, Celene, Taigeto, Pleyone, Asterope y Merope. Las siete hijas de Altlas.
En su conjunto, la constelación de Tauro es la representación mítica de Zeus cuando se transforma en Toro para seducir y raptar a Europa, de la que se había enamorado. Narra el mito, que estando un día Europa en una playa mediterránea recogiendo flores, le llamó la atención un toro de pelo brillante y aspecto majestuoso, que pacía entre los rebaños de su padre. Confiadamente, Europa se acercó al animal y lo acarició, y él dobló las rodillas. Entonces la joven subió a su poderosa grupa y se puso a trenzar guirnaldas en torno a sus cuernos. De pronto el toro se levantó y, saltando al agua, se la llevó mar adentro hasta la isla de Creta, donde se consumó la unión a la sombra de un plátano. De esta unión nació Minos, soberano de Cnosos y fundador de la cultura minoica.
El rapto de Europa


Aplicando el mito del Toro al comportamiento de los nacidos bajo el influjo de este arquetipo celeste, podremos pensar en su gran talento y capacidad de seducción. Las personas de Tauro, bellas, fuertes y lustrosas, se agachan ante los demás y les permiten montarse sobre sus espaldas, para, llevándolos montados en su lomo, demostrarles su gran capacidad de amar.

 

GÉMINIS
Las estrellas más importantes son Castor y Polux. La alfa, Castor, es una estrella séxtuple formada por tres binarias de color blanco verdosas de tipo AB. Polux es la beta, o la cabeza del segundo gemelo. Esta otra es una estrella solitaria de color anaranjado, del tipo K0.
Según el mito griego Zeus se enamoró de Leda y para poseerla se metamorfoseó en Cisne. Esta dio a luz dos huevos de los que nacieron, por un lado, Polux y Helena, tenidos por hijos de Zeus, y, por otro, Cástor y Clitemnestra, considerados hijos de Tindaréo, esposo de Leda.
A pesar de su diferencia de origen, Cástor y Pólux, denominados con un apelativo común del Dioscuro, que significa retoños de Zeus, vivieron siempre relacionados el uno al otro. Eran guerreros, lucharon contra Atenas para recobrar a su hermana Helena y participaron en la expedición de los Argonautas. Entre sus proezas se cuenta el rapto de las hijas de Leucipe lo cual dio motivo a una guerra contra los Afarcidas. En una batalla Cástor murió y Póllux rogó a su padre para que permitiera vivir a su hermano ocupando él su puesto. Tal muestra de amor fraterno conmovió a Zeus, quién autorizó a Polux a compartir con su hermano el privilegio de la inmortalidad, por lo que los Dioscuros viven alternativamente un día cada uno y Zeus los colocó entre los astros formando la constelación de Géminis.

Los dioscuros
Las personas relacionadas con el simbolismo de Géminis gozan de un gran talento y habilidad para resolver las dificultades y saben mostrar el aspecto gracioso de las cosas. Son agudos y hábiles para engañar o para lograr artificiosamente cualquier fin y perciben las cosas con claridad y rapidez, con todos sus detalles, y llegan hasta lo más profundo y oculto de ellas.

 

CÁNCER
Es una de las constelaciones más difíciles de observar pues la magnitud de sus estrellas apenas sobrepasa los cuatro puntos. El objeto más importante no es la estrella alfa sino la épsilon, que es un cúmulo estelar abierto que contiene cientos de pequeñas estrellas.
El mito está relacionado con el cangrejo que lanzó Hera contra Heracles cuando éste combatía con la hidra de Lerne. Pero la simbología de Cáncer está ligada al simbolismo de la Luna.
Detrás del Sol, la Luna es el astro que mayor influencia ejerce sobre este planeta y sobre los seres vivos que lo habitan. La luminosidad de la Luna produce un notable crecimiento en la vida orgánica y su magnetismo es tan poderoso que mueve las grandes masas de aguas de los océanos, produciendo las mareas. Por ser la responsable directa de los movimientos de las aguas, se la asocia con los líquidos, el agua y el uso que hacemos de ella. El agua, en lenguaje simbólico, representa las energías inconscientes, las potencias informes del alma, las motivaciones secretas, las sugestiones o las nostalgias.
La Luna, por ser lo mas cercano o lo mas conocido, simboliza a la madre, la familia, el hogar, lo mas próximo, lo cotidiano, lo de todos los días, el círculo en el que nos movemos ordinariamente. Como la madre o la familia, representa al pasado, de donde venimos, lo retrospectivo, lo que queda registrado en la memoria, los recuerdos y las añoranzas.
La Luna
Las personas asociadas a este simbolismo lunar de Cáncer suelen padecer cambios de sentimientos que pueden alterar el curso de su existencia afectiva. Suelen estar sujetos a frecuentes cambios de humor o vivir una serie de altibajos periódicos que fluctúan desde la alegría más desmesurada hasta la tristeza más profunda.

OTRAS CONSTELACIONES

Orión
Si dirigimos nuestra mirada hacia el sur, podremos observar una de las más bellas constelaciones de invierno, Orión, compuesta por 7 estrellas muy visibles y otras 31 de menor visibilidad. Esta gran constelación posee dos estrellas muy separadas y luminosas arriba, tres más próximas en el centro y otras dos separadas en la parte inferior. Las de arriba son; la de la izquierda Beltegeuse y a la derecha Bellatrix. Las tres del centro son conocidas como las tres Marías, y de las dos de abajo, la de la derecha es Rigel y la de la izquierda es la Saph.
En el mito griego Orión es hijo de Poseidón y Gea, pertenece a la generación de los gigantes y fu célebre por su belleza y su pasión por la caza. Se dedicaba a exterminar las bestias malignas. Artemisa le envió un escorpión para exterminarlo y después de su muerte fue colocado en el cielo al lado del Toro. En el libro de las estrellas de Alfonso X el Sabio se habla de esta constelación con el nombre de Urión, el que se pone delante del uro, el toro.
Esta constelación, situada entre Tauro y Geminis tiene una de las estrellas más importantes y usadas por los astrólogos árabes de la antigüedad.
Desde la tradición se utilizan las mansiones lunares para unas actuaciones astrológicas muy particulares, como es la astrología eleccional. La elección de momentos oportunos para las diferentes actividades agrícolas y sociales.

Can Mayor

A la izquierda de Orión aparece una estrella muy brillante, la más brillante del hemisferio norte. Se trata de Sirio, la alfa del Can Mayor. Esta estrella tuvo una importancia fundamental para la cultura egipcia, pues su salida antes del amanecer señalaba las crecidas del Nilo. Gracias a esta estrella los egipcios conocieron un mecanismo gigante que evitaba las catástrofes y que les permitía prepararse con antelación a esa venida de aguas que lo inundaban todo y dejaban las tierras abonadas con el nuevo limo para después sembrar.

Auriga
La estrella más importante de este conjunto era Cabra; cuyo posterior nombre será Capella. Esta estrella nos recuerda el mito de la Cabra Amaltea, la que dio de amamantar a Zeus. El cuerno de este fabuloso animal se convirtió en el Cuerno de la Abundancia.
En la tradición castellana se la conocía como el hombre que lleva las riendas y se contaban en esta constelación 14 estrellas. De todas ellas la más importante es la alfa Capella y la beta es Menkalinam.

Perseo, Andromeda y otros.

Así dice este mito en sus rasgos esenciales, mito que debe tener una gran antigüedad, aún cuando las fuentes que de él nos informan son relativamente recientes. Su interpretación dio ya mucho que hacer a los antiguos, y no menor es la discrepancia de opiniones que reina entre los modernos. No parece muy verosímil la hipótesis de que medusa sea la luna llena, a la que da muerte el victorioso héroe solar Perseo, o sea que ante los rayos de éste la luna se apaga. Más seductora es la suposición de que medusa representa el nublado que en su seno lleva la destrucción, y que el sol victorioso disipa desde el cielo. En ambos casos, es indudable que el mito representa poéticamente fenómenos naturales.

A este núcleo primordial se añadieron más tarde otras leyendas que nos cuentan de otras aventuras y hazañas de Perseo. La más conocida entre ellas es la liberación de Andrómeda, asunto que Euripides trató en una tragedia y que ha sido frecuente motivo de inspiración para poetas y artistas. He aquí un resumen de la historia: Casiopea era esposa de Cefeo, rey de Etiopía. Habiendo presumido de ser más bella que las Nereidas, suplicaron éstas a Posidón que las vengara. Accedió el dios al ruego de las Nereidas, y no sólo flageló el país con terribles inundaciones, sino que le envió además un horroroso monstruo marino, que devoraba hombres y ganados. El oráculo de Ammon indicó como Unica salvación posible que la hija del rey, Andromeda, fuera entregada a la voracidad del monstruo. Tras mucha resistencia cedió al fin el rey a las súplicas de su pueblo y mandó que Andrómeda fuera encadenada a una roca que se levantaba sobre el mar. En tal situación la encontró Perseo cuando regresaba de su aventura con Medusa. Corrió al instante en su ayuda, lanzándose como rayo sobre el monstruo marino, dio muerte a este y liberó a la horrorizada Andrómeda, que se unió con su salvador. Autores más recientes, que por lo visto creían que esta aventura discurría demasiado lisamente, imaginaron añadir un nuevo escollo a la unión de Andromeda y Perseo, e hicieron que éste, para entrar en posesión de la doncella tuviera que sostener un combate con el hermano del padre de ésta, Fineo, al que anteriormente había sido prometida. Así lo premetieron ellos y así sucedió.

Y cuentan que Neptuno transformó a Casiopea y a Cefeo en constelaciones. Y que cuando Andrómeda murió, los dioses la convirtieron también en constelación. Y años mas tarde, también Perseo lo fue y desde el cielo contemplan juntos las costas de Etiopía.

Publicado octubre 29, 2011 por Mery en Mitos sobre constelaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: