Proyecto OZMA : La búsqueda   Leave a comment


Para su época, Ozma disponía de la última tecnología. Utilizó un amplificador paramétrico experimental, donado por Microwave Associates, y de la reciente tecnología maser. Combinándolos con un disco de 85 pies, Drake y su equipo eran capaces de alcanzar un grado de sensibilidad miles de veces mayor que cualquier intento anterior. El mecanismo de salida era convencional -una cinta grabadora y y una impresora de gráficos. En el último momento el personal de Ozma añadió tambien un altavoz … por si acaso. Ozma empezó a operar el 8 de Abril de 1960, con el objetivo de buscar señales procedentes de dos estrellas cercanas similares al Sol : Tau Ceti y Epsilon Eridani. Durante la primera mañana el disco de 85 pies siguió a Tau Ceti y grabó las emisiones de radio que parecían venir de esa dirección en la línea del hidrógeno o cerca. A pesar de la excitación inicial no se detectó ninguna señal significativa. Por la tarde el radiotelescopio se apuntó hacia Epsilon Eridani. En una entrevista de 1981 Drake narraba lo que sucedió a continuación: Pasaron unos minutos. Entonces ocurrió. ¡Wham! De repente los gráficos empezaron a salirse de la escala. Oímos un ruido procedente del altavoz ocho veces por segundo, y los gráficos alcanzaban el límite ocho veces por segundo …. nos mirábamos los unos a los otros. ¿Podría ser tan fácil?” No era tan fácil. La señal desapareció, y no se volvió a oír durante varios días. Cuando reapareció de repente, el equipo Ozma estaba preparado: La señal, se percataron, era igual de fuerte en una antena sencilla situada fuera de la ventana del gran telescopio. Era claramente una señal de origen terrestre, probablemente emitida por algún avión militar realizando ejercicios. El proyecto Ozma funcionó durante un mes, descansó durante otro mes, y regreso finalmente para un último mes de operaciones. En total, dedicó 200 horas de observación a sus dos objetivos, Tau Ceti y Epsilon Eridani. Registró 7,200 canales divididos a partes iguales entre las dos estrellas, cada uno con una banda de 100 Hz. Toda la búsqueda se realizó entorno a la frecuencia central de 1,420 Mhz, con desviaciones en los dos sentidos para buscar desplazamientos Doppler en la frecuencia de transmisión debidos al movimiento relativo de la Tierra y el supuesto planeta de origen. A pesar de no encontrar una señal de una sociedad extraterrestre, ozma se convirtió en un modelo para la mayor parte de los futuros proyectos SETI.

Publicado noviembre 2, 2011 por Mery en Mitos y leyendas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: