Mitos y leyendas de América – Mito wayúu sobre la Creación   Leave a comment


Los wayúu son un pueblo amerindio, aborigen nómada de la península de la Guajira, sobre el mar Caribe, que habita territorios tanto de Colombia como de Venezuela, sin tener en cuenta las fronteras entre estos dos países latinoamericanos, siendo la etnia indígena más numerosa en ambos estados. Según el mito de la Creación, al principio sólo vivía Maleiwa (o Mareiwa), allí arriba muy lejos, cerquita de Caí (sol) y al lado de Kachi (luna), también vivía con ellos Juya (lluvia) y aquí abajo estaba Mma (tierra) muy sola. El sol Kai tenía una hija llamada Warattui (claridad) y la luna (Kachi) dos hijas llamadas Pluushi (oscuridad) y Shulliwala (estrellas). Un día Juya empezó a caminar y se encontró a Mma y brotó con Mma, se enamoró de ella y en su alegre canto; y su canto fue un Juka pula juka (rayo) que penetró en Mma y brotó de ella un ama Kasutai (caballo blanco) que se convirtió en Ali Juna y fue padre de todos los Ali Juna blanco. Mma quería más hijos y entonces Juya siguió cantando y muchos rayos cayeron y Mma parió a Wunu Lia (plantas) que brotaban en su vientre; tenían muchas formas y tamaños, pero todas eran quietas y no se movían. Mujeres con traje wayúu. Mma seguía triste porque ella quería hijos que caminaran, se movieran y fueran de un lugar a otro. Maleiwa no quería ver triste a Mma por eso vino a Wotkasairu, aquí en la alta guajira y tomó Pootchi: — Ustedes serán los wayúu (hombres), hablarán y caminarán por todas partes, esta tierra será suya. Siguió haciendo figuras, pero a ellas les dijo: — A ustedes no las dejo hablar, ustedes serán Muru-Ulu (animales). Los hizo de diferentes tamaños y formas, unos grandes y otros pequeños, unos con cuatro patas y otros con dos; a unos les dio brazos para volar, a otros los dejó aquí caminando. Maleiwa es el Julaulashi (jefe o autoridad superior). Les ordenó a los Wayuu que no podían pelearse, tenían que vivir en paz y respetarse. — No puedes matar a ningún wayuu porque será vengado y pagará toda tu familia, no derrames sangre porque en ella está la vida, por eso, cuando la derrames cóbrala. No cojas lo ajeno. No es tuyo, si lo haces tendrán que pagar tres veces más el daño hecho. Esas son las órdenes de Maleiwa y nosotros las respetaremos y las cumplimos, todos lo han hecho, nuestros antepasados y nosotros ahora.

Publicado noviembre 16, 2011 por Mery en Mitos y leyendas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: